22 jul. 2013

EHUNMILAK ULTRA TRAIL 2013


Vaya con que carrera me he estrenado para salir de la lesión. Una locura, pero si no fuese un reto difícil no tendría sentido. Una carrera preparada en 25 días.



Una carrera entre las grandes que no necesita carta de presentación. Le tenía ganas, objetivo de la temporada, y al final se ha quedado en....

Difícil planteamiento ya que no estoy acostumbrado a ir a terminar ultras, pero hay que saber adaptarse a las circunstancias. Me apetecía estar tranquilo, relajado, sin preocupaciones...por ello me fui solo para Beasain. Quería disfrutar de la carrera, del entorno, y no estar pendiente de nada ni nadie más.

Un viaje largo, que se hizo más largo todavía en busca de la manta de supervivencia: Decathlon Calatayud, Tudela, Pamplona... y todo gracias a las nuevas tecnologías ya que vi una foto del gran Fran Robres en la que la tenía preparada.

Después de un placentero sueño en la furgo y un bonito amanecer, llegó el gran día. Allí me encuentro con mi colega Darío. Y a seguir el protocolo de siempre: dorsal, revisión de material...muy al estilo UTMB.

Menuda comida nos prepararon con un pastel delicioso. Y a seguir haciendo tiempo tumbados en el césped de un parque.

La carrera empezaba a las 18h, y nos fuimos sobre las 16:30 a la zona de meta para entregar las bolsas y hacer otra vez tiempo durante 1h dentro de un bar con el aire acondicionado. Menuda calor!


Darío insistía en pasar la noche conmigo pero al final me hace caso y decide tirar a rueda de Fran. Yo a mi ritmo. Solo tenía que terminar. Como en la salida de cada ultra me emocioné, por el simple hecho de estar en la salida. Había sido duro no, muy duro. 25 días de muchas horas, pero había valido la pena.

Mentiría si dijera que en mi cabeza no rondaban las 30h. Ese es mi ritmo y en condiciones normales lo hubiera conseguido.

Como siempre en este tipo de pruebas lo divido en 4 maratones. El primero de arrancar y el segundo el de terminar de pasar la noche. El tercero ya es el del amanecer y el cuarto el de tirar el resto. El ritmo era claro: 1h45' cada 10km o 7h30' cada maratón.

Empieza la carrera con un pequeño trozo de carrertera. Se forma un pequeño grupo delantero y veo de cerca a Darío. Me dan ganas de tirar detrás de él. El instinto de carrera me puede...pero esta vez la cabeza le pudo al corazón. Tenía que hacer mi carrera.

Al poco de empezar comienza mi calvario bajo la tormenta en forma de diarreas y me viene a la mente lo mal que lo pasó Darío en el Ultra del Rincón. Arrrgggg!!! A esto le unimos que mi velocidad en los descensos es mas lenta que en subida. Tengo miedo. Estoy acojonado. Pobre de mi como se me vaya el pie. Pero sigo adelante.

Entre paradas técnicas en sendas sin escapatoria de 30cm y bajadas malditas ( sobre todo la de Azpeitia ) paso el primer maratón. Aquí ya llevaba tiempo queriéndome retirar ya que no podía comer y casi ni beber. Y con el "culo fino". Cambio de chip y que sea lo que sea pero había que terminar. 

En Azpeitia la Cruz Roja me cede algo de vaselina y me llevo en una jeringuilla algo para el camino. "Madre mia la que me espera si todavía me quedan unas 25h". Uffff!!!

Voy jodido, con hambre, cagaleras, ¡me pica el culo! pero r que r hacia delante. Amanece llegando a Tolosa siendo casi la mitad de la carrera. Las piernas no me van y voy como un zombi. Pero estoy allí. O como bien comido, o me da algo, o me retiro. Cosa que ya llevo pensando unas 10h.

Es el momento de probar cosas nuevas para mi ya que un buen tiempo no iba a hacer. Decido comer un par de platos de arroz, dormir una media hora, volver a comer, masaje de piernas, e intentar salir. Este es el tipo de cosas que se hace en el Tor des Geants y si algún día decido ir estas cosas hay que tenerlas entrenadas.

Total que sigo el ritual, el chico del masaje era exciclista así que le dimos a la lengua. También era muy amable.

Y decido salir...estoy nuevo con el gas a fondo...una Motogp. Salgo corriendo y con ganas. Buen parcial de 20km en 3h hasta llegar a la base del Txindoki a miles de grados a medio día y otra vez con la reserva.

Vuelvo a comer, al menos puedo, unas risas, hago unos colegas, y a por el Txindoki. Salgo con un colega que se conoce la zona y me dice que en 1h40' arriba, es decir, las dos del medio día y fuego que me sale de los pies. Sin prisa pero sin pausa clavamos el tiempo en el collado y nos dicen que la parte final no la subimos. Allí nos juntamos unos cuantos pero voy hasta las p*l*t*s y decido en el alto junto a un grupo de caballos y mierdas tirarme al suelo un rato. Zapatillas fuera, mochila de almohada y a coger aire. Unos 10min y a seguir.

En un periquete me uno otra vez a la grupeta. Vaya broma! Me "caguen la leche"! Que si el Gambo, Minigambo, y su tia....esto no baja nunca!!

La grupeta se parte y como buen colega decido quedarme con los rezagados para darles compañía. El Txindoki lo han cortado y voy el 70. Es decir han dejado tirado a un montón de peña por posible tormenta cuando lo único que se oye es algún pedo que arrastro de la noche anterior. Cagada del 100 por parte de la organización.

Voy más solo que la una. Llego a Lizarrusti con breve parada ya que mis colegas se piraban. Según esos perfiles que nos mostraban y que no acertaban ni una, era un tramo chupao de 15km con una subida corta, 10km de llano y otra mini bajada. Y otra leche! Empiezo a volverme medio loco ya que ese llano entre bosque es un auténtico sube baja en el que no pasan los kilómetros y parece todo una vuelta a empezar. Me descuelgo, en las bajaditas engancho, me quedo... Empiezo a decir chorradas con el fin de animar la fiesta. Vamos 8 separados en dos grupos de 4. Vamos que los 4 de delante no querían ser amigos nuestros. Siempre 1' por delante.

Y entre barrizales llego a Etxegarate. Km130 y ya solo queda un maratón. Quedan unas horas para el anochecer pero ya he avisado a mis colegas que me quedo a dormir un rato. Que hay de tiempo hasta el domingo a las 18h así que tenía como 20h para 40km...sin prisa. Ceno...me arreglan los pies....otro masajito...y me tiro a dormir con una manta. Pero esta vez no me duermo y a los 10' salgo de la cueva para salir a por lo que queda.

Hago un colega nuevo y salimos a por lo que queda. Otra buena rueda ya que era su 4a Ehunmilak. Pronto oscurece cuando nos avisan que en 30' llegamos al control de la base del Aizkorri. Esto es como los perfiles....todo una farsa. 1h!!!! Hace frío, viento....nos sentamos lo justo y al ataque. La subida bien, a ritmo. Sin prisa pero sin pausa. Pero y la bajada? Un tortura entre  el pedregal, el viento, la piedra pulida, la noche, el acojone del pie,...y el sueño. Voy zombi y ya no distingo distancias.

Pasamos el avituallamiento y ni a ritmo de 2 cafés por avituallamiento se me abren los ojos. Me estaba estresando ya que no veía un pijo por lo que le digo a mi colega, que para él iba a por un tiempazo, que se vaya. Esto es supervivencia.

Los kilómetros pasan....bueno....mentira...no pasan, y llego a un pueblo en el que en principio estaba el avituallamiento en el que si o si iba a dormir la hora de noche que queda ya que no me veo un pijo y las pilas se me terminan. Y llego al pueblo....y el avituallamiento no está. Uno amiguetes con unos cubatillas en la mano ya me avisan de que quedan unos 2km.

Jolines...esto no llega. Senda arriba....abajo...unas eses...otra vez arriba....y yo dormido. Y el avituallamiento no llega. Lo que si que llegaron fueron mis alucinaciones. Me volví loco. Ya no sabía ni donde estaba ni en que sentido iban las cintas. Son las 5 de la mañana. Solución? Saco la manta de supervivencia y en un hormigón a la derecha me tiro al suelo. En 1 segundo dormido y lo que parecía que había otro segundo había sido una hora. Que maravilla! Y las ideas claras.

En unos 5' llego al avituallamiento y tras contarles un poco la movida me dice una señora mayor que si no llevo el pito de emergencia. Pito? Pero si tenéis la música que ni en un after...

Ya solo quedaban 10km de esos que luego son ni se saben. Que coñazo de final! Y que pueblo más largo el de Beasain. Pero llego. Y decido correr los metros finales. Porque yo lo valgo. Al final 38h de las que he aprendido mucho siendo un buen campo de pruebas.

Conclusiones? Avituallamientos muy flojos y los km mal medidos ya que en mi Ambit salieron 175 y eso que era en modo ultra lo que implica que las posibles eses en el camino no te las marca. Por lo que a mi respecta, muy contento ya que sin tener las ideas claras desde el km1 estaba en meta y era FINISHER.

Au!

Una pena la retirada de Fran y Darío. Unos máquinas. A la próxima a arrasar!







6 comentarios:

AET dijo...

Hola Alejandro! Soy uno de los colegas con los que compartiste parte del camino (de Etxegarate hasta casi Mutiloa).
Espero que la semana de bici posterior te sentara bien y que no te resientas de la lesión.
Mucha suerte para el resto del año!

Antonio Arias Conejo dijo...

Siempre impresiona ver plasmado el esfuerzo por acabar una ultra. me alegro que te haya ido bien, aunque ese no sea tu tiempo, ni de lejos. Enhorabuena campeón

Xandalio dijo...

Espero que eso de cagada por parte de la organizacion no sea un calenton, espero y deseo que no te caiga en tu vida un rayo.

Alejandro dijo...

No es calentón. Cada uno tiene derecho a opinar.Primero que los de protección civil fallaron más que Maldonado con el tiempo. Y segundo, una organización importante tendría que tener una vía alternativa para bordear esas cimas y que la gente pueda seguir. Muchos sueños e ilusiones rotas no siendo finisher...
Por cierto, si tan peligrosa es la tormenta y los rayos xq no pararon la carrera en la primera noche cuando había tormenta y rayos? Ahora si ahora no? Cada uno que opine.
Culpa de todos...incluso del corredor que no sabe decir no. Yo en carreras he visto rayos y sin pensarlo me he ido a casa... en cambio otros no. Cada uno con su responsabilidad y conciencia.

Anónimo dijo...

Buenas, soy un voluntario que estuvo en uno de esos avituallamientos "flojos" regalando mis horas libres y mi poco o mucho saber hacer a gente como tu.
Como bien dices, todos opinamos:

Mira esta organizacion no es profesional, nadie cobra, todo es voluntario, y asi, se llega hasta donde se puede, y por que no se pudo tener un recorrido alternativo para la zona de la tormenta? Te doy mi opinion: Por que las tormentas se dan en cualquier lado y es IMPOSIBLE poner alternativas a todo el recorrido, (que vas a balizar, 500 kms o que?), aqui al menos si lo es, con esta organizacion.
Y la diferencia de una tormenta a la otra? En que una es una tormenta normal y la otra es una tormenta con posibilidad de gran aparato electrico con aviso amarillo especifico de euskalmet,(agencia vasca de metereologia), y con ese aviso, NO SE CORRE POR ESA ZONA, no es por capricho. Mira: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=519506961455911&set=a.110041679069110.15198.100001898358633&type=1&theater

Entiendo tus opiniones, pero me parecen hechas con poco rigor y solo desde el punto de vista del corredor, que puede ser un punto de vista bastante egoista.
En cuanto a preparar alternativas al recorrido para estas situaciones, se agradecerian todas las aportaciones que pudieras realizar para ayudar a la organizacion.
Un saludo.

Alejandro dijo...

Voy a contestar al anónimo.

Lo primero darte las gracias como voluntario ya que sin ellos las carreras no se podrían hacer. Gracias.

Lo segundo. Hablo como corredor que ha ido a correr a muchos sitios y esta carrera a la que asistí es una grande dentro del calendario ya en su 4a edición. Y hablo como voluntario de otras carreras, y como cabeza visible de la carrera que organizo.

Tercero. Mas soluciones? Si no se puede marcar tantas alternativas otra posible solución tal y como se hace en otras carreras es paralizar la carrera en los refugios y esperar a que pase la tormenta. Si no pasa y se supera el tiempo de corte pues eliminado.

Un saludo, y que todos los voluntarios de la Ehunmilak sigan teniendo la misma ilusión.