22 sept. 2013

MARATÓN DE LA PUEBLA-JAVALAMBRE


Lo primero de todo una vez que ya ha pasado una semana es que esta va a ser una de las carreras que recordaré siempre. Gas a fondo! La distancia maratón me gusta mucho porque implica el tener que correr a TOPE,  más rápido de lo que a mí me va, pero hay que adaptarse a todo. Recuerdo Espadán 2009, Yeti 2012, y ahora de La Puebla -Javalambre.

Y como le tenía ganas a finales de junio nada más me quitaron la escayola lo que hice fue ir a caminarlo. Algunas zonas ya las conocía del UTR, pero otras no. La subida al cohete como le llamo yo a Javalambre me motivaba ya que me recuerda lo bien que lo pasé allí una semanita preparando una Ronda. Se lo recomiendo a cualquiera: paz, tranquilidad, comida en el refugio.

La verdad es que acceder a la zona es una paliza, pero merece la pena. Madrugón del 15, esta vez en solitario. Caminos de mal acceso y para pasar 5h en meta. Mejor dejar al equipo en casa.

Objetivo claro y cumplido. Meterme en el 80% de pulso medio y dar puño hasta el km30 que es donde se corona y ya prácticamente hacia abajo. Luego ya sería el momento ideal de dejarme llevar y no agobiarme ante posible caída.



Veo algunos conocidos, pero aún así me siento todo un desconocido. Nunca había corrido una prueba del circuito Serranía ni Valencia. Vamos que muchas caras eran totalmente desconocídas.

Pero allí estaba yo como único representante del VTF. Así que a dejar el pabellón alto.

Pistoletazo de salida y zasss! La gente como balas. Me pongo en un segundo plano y en la primera subida sencilla empiezo a adelantar hasta que alcanzo a máquinas como Fran Robres o Juanma. Yo a lo mío. Sin miedo y apretando.

Una maravilla lo de conocer el terreno. Decido distanciarme con el fin de que en la primera bajada técnica me alcancen lo más abajo posible. Objetivo cumplido...ese era el tren bueno.



Llegamos a la primera subida fuerte ( El Gavilán ) que se corona sobre el km 7. Esta me la se al dedillo. Lo mío es la subida ( bueno a mi nivel ). Me noto cómodo y decido tirar dejando un poco atrás a mis compis.



Buenas dos fotos que me hicieron los amigos de Corremón llegando arriba al primer avituallamiento. Un pit stop rápido y a por el tramo de pista. Miradita atrás y parece que me distancio un poco y tengo cerca al de delante. Me dicen que voy 6/7. Bien, pero me preocupan los de detrás ya que en breve tocaba una bajada por un precioso bosque y seguro que me quitaban los adhesivos.

Dicho y hecho, llegando casi abajo me pasan como la liebre a la tortuga. Mierda! Se van.. pero en la siguiente subida los alcanzo y en las pistas que nos conducen al km 11 los aguanto. Hoy las piernas si que "pisteaban". De algo me están sirviendo los entrenes cortos y rápidos. A 4 pelao y al ataque.

Llegamos al primer cortafuegos y nos juntamos el 5º,6º,7º y 8º. El de naranja, que a la postre quedaría tercero, ni idea de quien era pero daba igual. Estaba fuerte. Este cortafuegos lo hacemos tanteando y lo subimos los 4 juntos.

Y llegó el "Cabroncillo". ¡Menuda tachuela! Uf! las zapatillas parece que no traccionaban bien, pero aún así me pongo en cabeza y aún bajando el ritmo parece que los otros suben peor ( o que van rascándose los eggs ).



( Bonita zapatilla la que estaba testeando. Me han parecido una maravilla. Ligeras, te notas en el suelo, me dieron confianza en bajadas. ¿Un pero? Poca amortiguación delante. Pero una pasada. Ahora solo hace falta saber cuanto aguantan ).


Coronamos el Alto de las Barracas y esto sigue en un tira y afloja entre los 4. Hacia arriba me defiendo y hacia abajo se van. Resignación.

En el avituallamiento del km 20 mas o menos paro ya a comer algo. Parece que voy a pillar una buena pájara. No estoy acostumbrado a estos ritmos y estoy gastando más de la cuenta. Falta comida. Aún así parada rápida y a por el barranco que nos llevaría a la parte alto de Javalambre. Fran ha petado, voy con Juanma que parece que no tiene ganas, y el de naranja se escapa un poco.

Entro en la última subida con Juanma. Me encuentro bien. Solo un poco de pájara y por eso me suelta unos metros. Como es un tramo de ida y vuelta nos vemos las caras y puedo calcular que entre el 3º y el 8º solo habría un par de minutos. Yo consigo coronar séptimo lo que para mi es un éxito. Ahora solo tocaba sufrir los últimos 15km de casi bajada lo que se presentaba tarea difícil.

Vaya telita con los barranquitos de subida y de bajada que han colado por el medio. Me noto bien, pero los kms pesan. En una de estas miro atrás y veo que el Cárnicas Serrano viene cerca. ¡Mierda! Se quien es, y es una flecha. Y lo que queda es mucha pista. Así que no tocaba otra que a correr. Mi ritmo de casi 4'/km era a lo que podía aspirar. Ahora si quería pillarme no se lo iba a poner fácil.

Paso el último control y a por la pista que bautizaron "autopista". Gas! Parece que no veo al Cárnicas pero no me puedo descuidar.




Y con mucha alegría, ilusión, y ganas de preparar el UTR llegaba a meta con fuerza y corriendo rápido. En esos metros finales de asfalto estaba mi amigo Javi animando mientras yo me miraba mi pulsera en la que pone Aída. Gracias. 

Y Aída me pregunta que esa pose de la foto a que se debe. Yo simplemente le contesto que me acordé de mi sobrino Mártín cuando me decía que quería un Dino "graaaande" ( y ya lo tiene...casi como él ).


Por último, la foto del podium. Y es mi tercero. Poco a poco algún día conseguiré subir algún peldaño, y si no lo consigo seguiré disfrutando igual de esto que tanto me gusta.




Los datos de la carrera en mi MOVESCOUNT (15/9/2013)

1 comentario:

ojse dijo...

Tranquilo, que tú no les conocerías...pero ellos a ti sí.

Buenísima carrera y te veo muy arriba en el UTR.

Lo de la pose de meta...mucho Dino y mucho tal...pero yo veo a uno que va sobrado.

Enhorabuena y a seguir trofeando