22 feb. 2015

DUATLÓ 55.5 BANYERES DE MARIOLA 2015


Primera del 2015 y poco que contar. Prueba a la que tenía muchas ganas de ir a disfrutar pero en la que poco a poco se fueron torciendo las cosas.

Son ya muchos años en esto del deporte, y aquí las matemáticas no fallan. Si uno no llega al 100% ya sabe lo que le toca; "SUFRIR". O mejor dicho, no le pidas peras al peral en flor.

Con estas sensaciones nos fuimos a la prueba, un Duatlón no Drafting en el que solo valen las fuerzas de uno contra el resto. Recorrido muy exigente al que se le añadió un fuerte vendaval de aire y el frío.

Aun así muy contento por poder gana experiencia en este tipo de pruebas en la que soy un auténtico novato y en la que hay que ir aprendiendo las sensaciones.

La primera parte de carrera a pie de trail constaba de 9km con +300. Terrible. Ya en la primera rampa noté cómo me iba hacia detrás del grupo. Así que a pasar el trámite y a terminar. Es duro esa sensación de impotencia, de querer y no poder. Pero hay que saber estar a las duras y a las maduras.

El segundo sector, el de bici, constaba de 40km con 2 puertos y una rampa del 25% que sobraba. De esas en las que puedes llegar  a meta perfectamente sin pasar por ella pero la organización te la mete por el camino en el último kilómetro. ¡ Qué graciosos ! La única foto que tengo de la prueba es allí. Ya sabía el de la cámara en donde colocarse para captar la imagen de más de un gusano retorciéndose sobre la bici. No me pude ni levantar. Culo pesado y piernas muertas.



Pero no me puedo quejar. Si hago este tipo de cosas es porque me recuerda a cuando competía en bici. Sinceramente volveré a probar algún año pero de momento con esto me quito el gusanillo. Una auténtica crono de 3 puertos y 40km. Una crono de las de verdad, de las de los años '90. Full Gas a tope!

Aunque sin fuerzas, el primer puerto los disfruto adelantando muchas posiciones y sin ser adelantado. Es buena señal, al igual que ver a un oficial sobre la moto quedándose a mi vera con cara de decir "muy bien chaval".

Si por algo recordaré este duatlón fue por el descenso del primer puerto. 50x11 y a tumba abierta adelantando a todo el que se ponía a tiro: duatletas, jueces en moto. Recuerdo un interior a una moto a lo Marquez. Una pasada.

Una vez abajo y con aire de culo/lado nos adentramos en un llano con algún repecho que a la postre sería el segundo puerto. Acoplado y moviendo desarrollo a tope con las pocas fuerzas que me acompañaban.

Ya solo quedaba la última bajada con vendaval de cara y la última subida. Puro espectáculo la prueba y gran diversión. !Bravo! Solo por eso ya mereció la pena.

Pero esto no se acaba, quedaban otros 7km de trail para rematar la faena. Objetivo no ser adelantado cosa que no pude cumplir. Aún así más feliz que una perdiz.

Próxima parada Duatlón de Moncada modalidad Sprint ( Campeonato de la C.V ).



No hay comentarios: