19 mar. 2019

GR-333 // ESPADÀ-MILLARS


Las buenas costumbres están para mantenerse y fruto de ello un año más por fallas me aventuro en otra de esas actividades que quedarán para el recuero. Otra más que sumar a la pequeña lista. #Vuelta_a_los_orígenes
  • GR33+GR7+GR36
  • VOLTA AL TERME DE FONDEGUILLA x4
  • GR7 CASTELLÓN
  • EVERESTING CHALLNGE
  • GR333
Un bonito escenario de aventuras el utilizado ayer en este reto. Espadà es Espadà, pero la zona de Millars no se queda atrás. Dos ecosistemas claramente diferenciados en vegetación cómo puede verse en el mapa.



El GR-333 es una ruta circular de aproximadamente 105km y +4300m de desnivel positivo que pasa por 16 núcleos urbanos lo que lo convierte en un enclave perfecto para el disfrute y la autosuficiencia.
Añadir respecto a la ruta que realicé una pequeña variante desde Veo a Alcudia de Veo son pasar por el núcleo urbano de Aín con la finalidad de pasar por la nueva zona de cortafuegos preparada para esta # Advtrail2019





La ruta arrancó desde Artesa con la finalidad de poder acabarla antes del anochecer. En la foto estoy en Alcudia de veo tras 20km.


Los que me conocen saben que me encanta la competición, aunque cada vez menos en la larga distancia. No me compensa. Para disfrutar no es menester ningún tipo de dorsal y sí una buena ruta ( des esas que cuesta encontrar en una prueba ya que sacan trazados de dónde no los hay ). Una buena ruta y ganas de disfrutar del entorno y del autosufrimiento. 



Poco, o casi nada había estudiado de la ruta lo que lo convertía en más especial. De todo el track posiblemente solo era conocedor de un 15% de la ruta, lo que la hacía una aventura atractiva. Luego conforme avanzar la naturaleza te da sorpresas. Una de ellas volver a pasar por la "POZA NEGRA" qué tan buenos recuerdos me trae de esos días en familia.


Una aventura es algo especial y diferente. Avanzar y avanzar sin ningún tipo de prisa me hace sentir genial al igual que la soledad del corredor de fondo. Aquí una foto en Argelita sin pensar en el cronómetro. 
Volviendo a la Poza Negra, allí estuve dialogando con el único senderista que me encontré en toda la ruta. Senderista puro y duro de los de mochila grande que estaba realizando la misma ruta que yo en sentido inverso por etapas. Gente sana con la que siempre es bonito entablar un diálogo.


Posiblemente este será el mayor recuerdo que tendré del día. Si tras 90km mi cara refleja felicidad es que algo estoy haciendo bien. En la vida debemos sumar experiencias positivas disfrutando de cada segundo.




Por último, con cosas como estas debemos aprender a tomarnos las cosas con mayor tranquilidad y guardarse de paciencia. Si hay que esperar se espera.



COLABORADORES:
















SALUD y KM

No hay comentarios: