20 jul. 2018

ALTRIMAN 2018: EL TRIATLÓN DE LOS PIRINEOS


Un Altriman bien se merece una entrada en el blog.



Ya hace muchos años, cuando me iniciaba en esto de la larga distancia, escuché hablar de esta prueba por medio del blog de uno de los hermanos "Terés", siendo ambos en España pioneros en el mundo ultra. Por aquel entonces no hacía triatlón, pero la curiosidad me hizo indagar un poco y al ver que se subía un puerto como Pailherès, seguro que por eso ya valdría la pena estar allí.


( Com mis amigos de C.D.Alcudiadeveoteam)

Altriman puede resumirse en un par de líneas:
  • Empezar a nadar 3,8k en la oscuridad de un lago a 1700m de altitud pudiendo tener la suerte de hacerlo bajo una niebla espesa.
  • Una crono individual en bicicleta de 198k con +5000m con fuertes contrastes de frío/calor.
  • Correr una maratón a 1700m de altura con dos puertos de 3km para sumar unos 800m de desnivel positivo.
Parece simple....

(Salida antes del amanecer con 30' de retraso y cambio en el recorrido a 4 vueltas por baja visibilidad)

El objetivo de volver a ser competitivo en larga distancia estaba claro a pesar de ser un debut en larga distancia en triatlón. Tras un año de incertidumbre con una lesión de rodilla que evoluciona muy lentamente quería rendir a buen nivel para ser top15. ¿Objetivo realista? ¿Y por qué no? A seis meses vista nos pusimos a trabajar duro para competir mejor si cabe que antes de la dichosa caída. Tan solo debía de nadar 1h15', montar en bici unas 8h45' y correr 4h a 6'/km. Factible.

( En uno de los bucles de natación en los que ya levantaba la niebla )

Primero debía plantear la natación siendo un sector poco decisivo en el resultado final. Aunque 3'8km puedan parecer muchos, mis mayores miedos volvían a ser los golpes de la salida y la temperatura fría del agua. Finalmente, el mayor problema fue el de orientación en el agua en mitad de la niebla. Primera variable y/o imprevisto que condicionó el resultado final.

( T1 )

Una vez fuera del agua llegaba el momento esperado y por el que tanto había entrenado en la aproximación hacia Altriman. La bicicleta sería el sector decisivo. No en vano, para rondar un IF0'70 debía mejorar los w/kg. A ello me puse consiguiendo mejorar mi FTP en 10w , mi zona de PAM en 30w, y todo ello con 5kg menos que todavía tienen margen de mejora. 

( Recorrido de ciclismo )

El recorrido de ciclismo bien valía como etapa reina de Le Tour de France. Muy larga, que no muy dura si se tienen controlados algunos factores. A mi se me escapó uno, siendo este un segundo factor clave en el desenlace final. No existe recorrido duro y si ritmo y/o desarrollo equivocado. Y yo me equivoqué con un 39x29 que creía suficiente para subir puertos con una pendiente media máxima del 9%. Increíble no caer en que pudieran ser los famosos puertos al 9% con descansos. Resumiendo, los tres últimos puertos tenían unos desniveles que el simple hecho de subir con el desarrollo utilizado me supuso un esfuerzo extra no planificado.

(Subiendo Pailhères)

Finalmente, y tras salir de los últimos del agua, me planté en la T2 con un séptimo mejor parcial como 15 clasificado con el IF marcado de 0'70, pero con una percepción subjetiva del esfuerzo superior ya que no había sido un buen día. Ahora solo quedaba trotar lentamente durante 4h para cumplir con el objetivo planteado.

( Bordeando el lago en la carrera a pie)

Tras dejar la bici y cambiarme de ropa, llegaba el momento del desenlace final. Era el momento de aguantar el ritmo y la posición. Era cuestión de no hundirse cuando empecé a notar el sobreesfuerzo del sector de ciclismo y un pequeño déficit en cuanto a la nutrición. 

Empecé a notar que la cosa no iba bien en los primeros kilómetros de la carrera a pie, pero ya era hora de aguantar. Conforme estaba la situación creía que lo superaría, pero no fue así, y Altriman pudo conmigo. Tras una primera vuelta a pie buena, tener que parar 3 veces en 10' a 1700m de altura con mucha fatiga y sin ropa de abrigo me dejo en KO técnico a 10km de terminar. Tercer y último factor a controlar que me dejó fuera de carrera, el material adecuado. En un Trail de larga distancia no me hubiera pasado, pero no llegué a pensarlo al ser un triatlón, aunque fuera en un mismo entorno de montaña. El frío en el cuerpo me dejó fuera de juego. ¿Decepcionado? En absoluto. Una experiencia más para crecer. Un error menos en el futuro.

Pasada ya una semana, y sabiendo ya lo que es un Altriman, volveré pero no a por un top15. Puliré detalles y seré un poco más ambicioso. Podrá salir bien o mal como esta vez, pero la satisfacción de luchar por estar ahí no me la quita nadie. Como bien dicen por ahí, a una competición se va a darlo todo, a entrenar a la Buitrera.

Altriman espectacular....



No hay comentarios: