23 ene. 2013

GR10XTREM 2013


Por fín puedo decir que soy finisher otra vez de una gran prueba como la GR10-XTREM. Esta es una prueba con la que mantengo una bonita relación de amor - odio. ¿Por qué? Varios son los motivos:
  1. Prueba super corredora que no va nada conmigo.
  2. Guardo un buenísimo sabor de boca de su primera edición.
  3. Habiendo estado inscrito en su 2ª y 3ª edición no la pude realizar por lesión.
  4. He disfrutado muchísimo con ella como espectador en las ediciones que no he disputado.
Y ahora puedo añadir la fantástica experiencia de esta en su cuarta edición.

A pesar de lo corredora que es y lo poco que se me adapta ya que prefiero carreras con más desnivel,es una carrera que me atrae: sale y llega en otro sitio, se realiza siguiendo el GR, muy buena organización...Y si no pasa nada en su 5ª edición espero estar allí.

Pero no será para entrenar, ni para pasearme....sino que iré a intentar hacer unas 10h largas que creo que tengo en las piernas. Habrá que intentarlo aunque "pete" en el intento teniendo que arriesgar con la estrategia.

Esta participación ha sido un poco rara, pero estoy muy orgulloso del papel realizado. Después de una lesión en la rodilla y con solo 3 semana de preparación puedo decir y muy contento que soy finisher y con un tiempo que más de uno quisiera. ¿Que si podría haberlo hecho mejor? Es posible, pero tampoco era mi intención. El objetivo principal era terminar, entrenar, y si era en unas 12h sería un brillante resultado. Por lo tanto como las matemáticas son claras y 2+2 son 4, a Gátova debía de llegar con 6h y a La Pobleta con 12h lo que me permitiría llegar con la luz del día.

Por ello me lo tomé de forma relajada, como una forma de ver amigos, de hablar, de disfrutar del paisaje, de sentir,...., lo importante era estar, y yo estaba allí después de dos ediciones sin participar.

El momento de recoger el dorsal ya fue especial al estar y ver a algún fenómeno que otro. En el ambiente ya se respiraba aire de ultra. Me hubiera gustado asistir al briefing, pero todavía tenía que comprar parte del material obligatorio. Como siempre todo a última hora y como siempre luego nadie te revisa nada.

 

¿Y si me dijeran de levantarme a las 4 y pico de la mañana para ir a trabajar? Todos sabemos la contestación. ¿Y si me dijeran de levantarme a esas horas para ir a correr? También lo sabemos.

Eran las 5 y poco de la mañana cuando llegamos a Puzol. Mucho ambiente y mucha gente ya preparada para lo que iba a ser un día especial. Unos se reúnen en el bar para ver y charlar con amigos. En cambio, a mi me gusta verlos en las carreras. Todos ellos unos campeones y entorno a ellos gira un sentimiento como el compañerismo: Jacobo, Pedro, Darío,Javi,.....y un largo etc.

Con Pedro Vies Flich

Con Jacobo Moreno

 Con Darío Sanmiguel

Sin ningún tipo de nervio y con ganas de darle un buen estreno a mi nuevo compañero de viaje llamado Ambit, se dio el pistoletazo de salida. Pensaba que Jacobo se me pegaría a rueda en su lucha particular hacia las 12h. Yo en cambio pillé la que para mi pensaba que sería la buena. ¡Grande Darío! El iba en pareja a por las 12h ( eso me había dicho ) y por lo tanto el objetivo era intentar no perderle rueda. ¿Lo conseguiría? Una incógnita...

Durante los primeros km's de carrera me doy cuenta que me notaba genial con ellos dos y más sabiendo que mientras Darío no rompiera su matrimonio de carrera yo me iba a sentir como pez en el agua a ese ritmo. Vamos muy atrás pero empezamos a pasar gente....y a pasar...y yo con virus de la barriga. Pero me notaba bien.

Primer avituallamiento y primera visita al excusado. Mal síntoma pero todo parece ir bien....hasta que subimos la canal y la pareja P17 se rompe quedándome en tierra de nadie. Bueno tampoco era malo pero me hubiera gustado más seguir con ellos para ir entretenido. Darío pone el turbo y yo me despido con un "ánimo y suerte". ¿Tenía que haberlo seguido? Puede ser que si, o puede ser que no...pero hice bien. Yo tranquilo y a mi marcha.

Y llegamos a Serra donde están mis padres y Torko e Inés. ¡Qué alegría verlos! Tomo mi avituallamiento y pim pam hacia delante.

video
Vídeo de Torko 

Al poco de salir del avituallamiento es donde al parecer empezaba la zona nueva. Y la verdad que una verdadera pena ya que el tramo de GR de Serra a Gátova tiene su encanto. Además pensaba que iba a ser un tramo mucho menor del que a la postre fue. Pero da igual, este también tuvo su encanto.

Supongo que sería sobre el km 30, en una de esas subida por pista, cuando a mi tran tran caminando rápido ( me faltan horas de esto ) vi sobre una camiseta las parabras "Súbete al bus". ¡Pero si es mi amigo Pedro!¡Chófer, yo quiero un vale!¡jijiji! Yo lo hacía mucho más lejos pero las carreras son así y hay días que no vas y por mucho interés nada de nada. Me puse a su lado y le ofrecí mi ayuda y mi ánimo. ¡Siempre te deberé una por la CSP115!

Poco a poco y tranquilamente vamos haciendo camino. Mi frase del día fue "ladrillo a ladrillo se hace casa". Y de repente pillamos a otro grande ( no de tamaño y me refiero a Javi Galindo ). Otro que hoy no era su día. Lo intentamos animar para que se uniera a la grupeta pero lo tenía bastante claro.

Quedan unos 8-10km para llegar a Gátova y a Pedro le entra la flojera. Vamos despacio, caminamos, trotamos un poco, caminamos, come algo....¡Mare con lo que queda!¡Menuda pájara que llevaba! Pero él es un tío duro con las ideas claras y tenía claro que iba a terminar. Yo por mi parte lo voy esperando y lo acompaño hasta Gátova. Estaba perdiendo tiempo pero me daba igual. Un amigo es un amigo. 


Finalmente llegamos a Gátova después de un par de fotos de fotógrafo profesional. Era la mitad de la carrera y me esperaba un buen arrocito. Mi barriga seguía revuelta pero tenía que comer. Yo a lo mío. Allí mi amigo Torko e Inés, mi familia, mi hermano que estaba en bici pero se tuvo que ir al empezar a llover...Me había marcado salir de allí en 6h y con tiempo así pude hacerlo.


video

Vídeo de Torko

Vaya foto la de abajo....menuda cara de chiste. ¿En qué estaría pensando? Ni yo lo se. Lo único que sabía era que Pedro ya estaba en buenas manos y con todo lo que quedaba por delante tenía que hacer marcha. Pero por otro lado me sabía mal.

 
Creo que la decisión tomada fue la acertada. Por él, por Alfonso que no pudo competir y en parte también estaba allí por él...Decidí meter gas hasta donde "petara".


Y así hice, me tiré cuesta abajo e hice la subida de salir de Gátova con el corazón en el cuello. En el alto ya me cogí a un grupito en el que estaba la Suiza del Salomon que madre mía a su tran tran si hacía camino. Poco a poco íbamos recorriendo esas interminables pistas que tan poco me gustan. ¡Me agobia tanto correr y correr! Mi cabeza necesita aunque sea unos metros de caminar y despejarse para pode volver a continuar.

¡Qué rabia me entró al adentrarnos en la zona quemada del incendio! Una pena. Allí me encontré con la primera pareja mixta. ¡De punta en blanco de Salomon! Ni un detalle se les escapaba y parecía que hacían camino. Así que decidí pegarme a rueda e intentar que no me soltaran. Yo en ese instante ya iba cegado como un burro mientras la Suiza del Salomon pegó una explosión de las buenas ( en 30km perdió conmigo 1h).

Llegamos a Cueva Santa y me noto con fuerzas como para subir trotando. Estaba corriendo bien y teniendo fuerza para mantenerme en un 75%-80% de mi pulso a pesar de querer vomitar en varias ocasiones los platos de arroz del avituallamiento anterior.


En el avituallamiento pinchito de tortilla y a correr que la pareja mixta de Vascos se iba. Y yo con ellos.

De aquí a meta fue un no mirar atrás y tirar hacia delante como se pudiera. Los cuádriceps en las bajadas por falta de entrenamiento y montaña me dolían, pero yo R que R hacia adelante. En Sacañet parada rápida en donde estaba otro gran corredor ( Pep Ballester, un fenómeno ), y en Canales ya ni paré. ¡Directo a meta! Una pena que en el último tramo de bajada me adelantara algún corredor. Pero ya daba igual. Estaba contento por haber corrido mucho más de lo esperado y haber recortado bastante tiempo de mitad de carrera a meta al 30 clasificado (terminé con un pulso medio del 78%).

Ya en Andilla me encuentro con la pareja formada por Cesar Batet y un colega. Pero antes tropecé con un pequeño río con un agua no muy caliente que me cubrió hasta las rodillas. Y de ahí a meta un paseo pudiendo llegar sin tener que encender el frontal. Al final 12:10'.

Dar la enhorabuena a todos los corredores y a la organización. Y a Pedro por legar aunque nos tuvo a su familia y a mi pasando un frío del infierno mientras llegaba. ¡Y llegó! Eso es fuerza de voluntad.

Au!


2 comentarios:

ojse dijo...

Yo, yo firmo ese tiempo :)

Menudo carrerón. Sois todos unos fieras pero, en especial, los que llegáis de día.

Cuídate y recupera un poquito, campeón

alfonso de la torre dijo...

eres un crack! ojala hubiera podido estar alli! me encanta la manteca..o la cera...jeje..pero es dificil pasar por un estado donde nada sale bien...lo dicho eres un pedazo de makina.....